Crear y romper hábitos

Reading Time: 3 minutes

Los últimos 18 meses causaron estragos en nuestras rutinas. Las precauciones necesarias para frenar la propagación de la COVID-19 nos obligaron a cambiar nuestra forma de vida. Ahora que volvemos a la normalidad de puntillas, puede ser el momento de romper los malos hábitos y crear otros nuevos.

La mayoría de nosotros suele dejar esos compromisos que cambian la vida para fechas especiales. De ahí, la larga historia de los propósitos de Año Nuevo. Sin embargo, no espere al calendario para hacer los cambios que desea.

“No se deje llevar por un solo día del calendario para implementar los cambios saludables”, afirma la Dra. Barbara Coffey, MD, MS, psiquiatra de niños y adultos del University of Miami Health System.

“Algunos puntos de referencia son universales, pero puede que no sean adecuados para usted”.

“Debería preguntarse cuál es el momento adecuado para lograrlo”.

De hecho, la Dra. Coffey afirma que un año es ideal para hacer un reinicio. Puede ser un cumpleaños o una mudanza de ciudad, incluso un nuevo trabajo. Para muchos, en el final del verano, con el comienzo de los colegios y las universidades, se ofrece esa oportunidad perfecta. Este año, la vuelta a la oficina también puede añadir motivación.

Sin embargo, elegir el momento adecuado no es el único desafío si quiere hacer cambios. La Dra. Coffey recomienda que también se analice qué (y quién) podría ser útil en el trayecto. A lo largo de los años, con el estudio de la formación de hábitos, se informó a los expertos en comportamiento los conocimientos necesarios para ayudar a otras personas a lograr sus propósitos. Esta visión puede significar la diferencia entre abandonar o seguir adelante para lograr el objetivo.

Por supuesto, algunos malos hábitos son más difíciles de abandonar que otros, al igual que algunos buenos pueden resultar más difíciles de adoptar. También se necesita tiempo para ceñirnos a un nuevo comportamiento. Perder 30 libras no sucederá en un mes ni la práctica del ejercicio diario se adquirirá en una semana. Sin embargo, la Dra. Coffey recomienda abordar primero el hábito que es más fácil de abandonar o adquirir.

“Creo mucho en el concepto de las oportunidades fáciles”, afirma.

“Es mejor comenzar con el hábito menos problemático. Sentir que vamos por el camino correcto marca toda la diferencia en el mundo. La confianza proviene de un sentimiento de competencia”.

Estas son sus otras recomendaciones:
  • Hacer un inventario personal. Saber el porqué. Establecer metas realistas y priorizar las “fáciles”.
  • Dividir una meta en pequeños pasos. En otras palabras, no espere correr una milla la primera mañana que salga, pero puede empezar corriendo una manzana y aumentar poco a poco.
  • Invitar a un amigo. Los amigos pueden responsabilizarse de manera mutua a la vez que se apoyan.
  • Buscar ayuda. Esto puede presentarse de varias formas. Hay grupos de apoyo y aplicaciones que dan ánimos, pero eso no siempre es suficiente. Si tiene alguna adicción, “necesita ayuda profesional”, explica la Dra. Coffey.
  • “Dejar de fumar no es una cuestión de motivación”.
También hay hábitos menores, como morderse las uñas, pellizcarse la piel y otros comportamientos repetitivos, que podrían desaparecer con el apoyo de un experto.
  • Evitar los desencadenantes. Por ejemplo, si desea dejar de fumar, no se junte con fumadores. Algunas situaciones son inevitables, por supuesto, así que ensaye qué hacer cuando se enfrente a la tentación. En lugar de encender un cigarrillo, puede salir a caminar o pedir una taza de café.
  • Prémiese, pero no con el comportamiento que quiere dejar. Además, el premio debería ser relativamente inmediato. La dopamina, un neurotransmisor clave para reforzar los comportamientos, actúa en segundos, pero desarrollar buenos hábitos lleva meses. Siga adelante después de un premio o una celebración breve.
  • No se desanime. Todos recaen en algún momento. Esfuércese en ser constante y vuelva a comprometerse después del desliz.

“Tiene que aceptar que puede recaer —afirma la Dra. Coffey—, pero no sea duro con usted mismo. Es, en este momento, cuando la práctica resulta útil. Siga así”.


Ana Veciana-Suarez, columnista invitada

Ana Veciana headshot

Ana suele colaborar con University of Miami Health System. Es una autora y periodista reconocida que trabajó en The Miami Herald, The Miami News y The Palm Beach Post. Visite su sitio web en anavecianasuarez.com o sígala en Twitter, @AnaVeciana.


LEER MÁS

La ciencia de la salud mental

Además, no llevamos un control habitual (o programado) de nuestra salud mental, lo que, a veces, hace que los síntomas lleguen a una situación de crisis. “Uno se hace revisar los ojos, la piel y su salud física en las visitas anuales —afirma la Dra. Coffey—, pero no se encuentra que las personas hagan lo mismo con su salud mental”. Leer más.