Detección temprana del cáncer de mama

Reading Time: 3 minutes

Las mujeres con antecedentes familiares de cáncer de mama a menudo son muy conscientes de que el riesgo de contraer cáncer para ellas es mayor. Si ha visto a un ser querido luchar con un diagnóstico de cáncer de mama, la experiencia puede haberlo motivado a hacerse la prueba para detectar mutaciones en el gen BRCA. ¿Qué puede hacer para comprender y reducir su riesgo de contraer cáncer de mama e incluso detectar los primeros signos de esta enfermedad?

Si tiene antecedentes familiares de cáncer de mama

Alrededor del 5 % al 10 % de los casos de cáncer son hereditarios. El riesgo prácticamente se duplica en las mujeres con una madre, una hermana o una hija (familiares de primer grado) diagnosticadas de cáncer de mama. Si tiene dos familiares de primer grado con cáncer, el riesgo se triplica. Tener un padre o un hermano con cáncer de mama también aumenta el riesgo.

La clínica de evaluación del riesgo de contraer cáncer de mama (Breast Cancer Assessment Risk Evaluation, CARE) de Sylvester le ofrece pruebas genéticas y evaluación de riesgos para determinar si tiene riesgo alto de padecer cáncer de mama. Por lo general, uno de los primeros pasos es ver si tiene las mutaciones del gen BRCA1 o BRCA2, que estadísticamente aumentan la probabilidad de contraer cáncer de mama en algún momento de la vida.

Sin embargo, incluso si da negativo para estas mutaciones genéticas, “existen otros genes que pueden aumentar el riesgo de padecer cáncer de mama”, explica Alejandra Pérez, M.D., oncóloga mastóloga de Sylvester Comprehensive Cancer Center. “Estos genes incluyen ATM, TP53, CHEK2, PTEN, CDH1, STK11 y PALB2, entre otros. Por lo tanto, es importante que los pacientes que presentan riesgo desde el punto de vista genético se vuelvan a realizar la prueba si en el pasado solo se sometieron a pruebas de gen BRCA”.

Otros factores de riesgo de contraer cáncer de mama

“Muchas pacientes con cáncer de mama no tienen antecedentes familiares”, dice la Dra. Pérez. “Entonces, no podemos confiar solo en eso”.

Incluso si su familia directa se ha librado del cáncer de mama, aún puede tener un mayor riesgo de contraer la enfermedad si alguna de las siguientes situaciones se aplica en su caso.

  • El riesgo aumenta a medida que uno envejece. La mayoría de los cánceres de mama se encuentran en mujeres de 55 años o más, aunque los hombres también pueden contraer cáncer de mama.
  • Las afecciones mamarias benignas (no cancerosas) pueden contribuir al riesgo. Estas incluyen carcinoma lobulillar in situ, hiperplasia ductal atípica e hiperplasia lobulillar atípica.
  • Una mujer que recibió radioterapia en el tórax por otro tipo de cáncer cuando era joven tiene un riesgo significativamente mayor de contraer cáncer de mama.
  • Tener tejido mamario denso puede aumentar el riesgo y dificulta la detección de tumores a través de una mamografía.
  • Las mujeres que comenzaron a menstruar antes de los 11 años o atraviesan la menopausia después de los 55 tienen un mayor riesgo de contraer cáncer de mama.
  • Tener sobrepeso u obesidad supone un riesgo mayor que en aquellas personas que mantienen un peso saludable.

Los siguientes hábitos también pueden aumentar su riesgo

  • Beber alcohol regularmente o en exceso.
  • No hacer ejercicio.
  • Fumar tabaco.
  • Comer carnes rojas, alimentos procesados y azúcar refinada.

¿Cuáles son los primeros indicios del cáncer de mama?

“La mayoría de los cánceres pequeños no son palpables (no se pueden detectar con la mano), y los pacientes no presentan síntomas. Los procesos precancerosos de mama tampoco son palpables y no presentan signos ni síntomas”, dice la Dra. Pérez. Por eso, “las mamografías son el procedimiento de referencia para la detección temprana”.

Todas las mujeres deben comenzar a hacerse una mamografía anual a los 40 años. Las mujeres con alto riesgo pueden comenzar antes o hacerse exámenes de detección adicionales si su médico lo recomienda.

Además de sus mamografías regulares, todas las mujeres deben realizarse autoexámenes de las mamas cada mes. Esto puede ayudar a notar cualquier cambio en las mamas, que deben consultarse con su médico. Debido a que la mayoría de las mujeres jóvenes no se hacen mamografías, el cáncer de mama se detecta con mayor frecuencia en pacientes jóvenes después de que notan un bulto o un cambio en la apariencia o la palpación de la mama, el pezón o el área de la axila.

Si nota cualquiera de los siguientes signos de cáncer de mama, que pueden aparecer tanto en mujeres como en hombres, infórmelo a su médico:

  • un nuevo bulto en la mama o la axila;
  • engrosamiento o inflamación en una parte de la mama;
  • irritación o formación de hoyuelos en la piel de la mama;
  • enrojecimiento o descamación de la piel en el área del pezón o la mama;
  • retracción del pezón;
  • dolor en el área del pezón o en cualquier área de la mama;
  • secreción de sangre u otro fluido del pezón;
  • cambio en el tamaño o la forma de la mama.

Descubra si tiene un mayor riesgo de contraer cáncer de mama

Según las pruebas genéticas y una evaluación de su estado de salud general, sus antecedentes médicos y sus hábitos, es posible que su riesgo de padecer cáncer de mama se identifique como alto.
Realice la evaluación de detección de cáncer de Sylvester para obtener más información.

 


Dana Kantrowitz es escritora colaboradora de UMiami Health News.