Caminos

CM

Está bien si no se sienten bien

4 min read  |  mayo 27, 2022  | 
Available in English |

“¿Qué quieres ser cuando seas grande?”

¿Profesor? ¿Jugador de baloncesto? ¿Científico?

Esta es una pregunta difícil de hacerle a un niño cuando se piensa en ello. Al menos no hay respuestas incorrectas, ¿verdad? Por extraño que parezca, mi madre no estaría de acuerdo. Todos los que conocen a mi familia saben que tenemos una respuesta única a esta pregunta aparentemente simple.

“Cuando sea grande, quiero ser feliz”

Lamentablemente, ser feliz es algo mucho más fácil de decir que de hacer, en especial en los últimos años, con los numerosos cambios imprevistos que todos hemos tenido que enfrentar. Durante el primer año de la pandemia de COVID-19, en los Estados Unidos se vio un aumento del 25 % en los casos de depresión en niños y adolescentes. La ansiedad en niños y adolescentes también aumentó drásticamente un 20 %.

La vida de los niños y adolescentes cambia constantemente, ya sea que se muden a una nueva escuela, se enfrenten al divorcio de sus padres o incluso deban enfrentar situaciones difíciles con sus amigos. Por eso, los padres tienen que darse cuenta cuando su hijo no se siente de lo mejor y tener los recursos adecuados para ayudarlo.

Advierta si hay cambios en el comportamiento de su hijo

Afortunadamente, muchos signos de alteraciones en la salud mental de un niño están bien estudiados y son fáciles de detectar. Esté atento a signos de cambios recientes en su comportamiento, como no querer hacer actividades que antes le gustaban, irritarse fácilmente y presentar cambios en su vida social y académica en la escuela.

Algunos ejemplos de comportamiento preocupante pueden incluir:

  • No portarse bien en la escuela.
  • No llevarse bien o no querer salir con amigos.
  • Cambios en las calificaciones.
  • Cambios en las rutinas regulares de alimentación y sueño.
  • Bajos niveles de energía o irritabilidad.

Todo el mundo tiene un mal día de vez en cuando. Aun así, los niños y adolescentes que muestran un comportamiento preocupante durante períodos más prolongados pueden presentar signos de ansiedad, depresión u otro trastorno de la salud mental.

Hable con sus hijos y dígales que está bien no sentirse bien.

Este es un paso importante para permitir que su hijo se sienta cómodo al hablar de sus sentimientos con los demás. Hablar de ello puede ayudarlos a visibilizar el problema desde un punto de vista diferente y hacerles saber que no están solos.

Además de un sólido sistema de apoyo de familiares y amigos, muchos factores del estilo de vida, como hacer ejercicio con regularidad, comer sano y dormir lo suficiente, pueden mejorar drásticamente la salud mental y la calidad de vida en general.

Si le preocupa que su hijo pueda estar mostrando signos de un trastorno de la salud mental, hay muchas opciones para obtener la ayuda que necesita.

Hablar con su pediatra suele ser el siguiente paso.

El pediatra de su hijo puede ayudarlo a decidir si consultar a un profesional de la salud mental puede ser una buena idea. Le ayudará a determinar si debe ver a un psicólogo, a un psiquiatra, a un trabajador social o a un consejero profesional autorizado. Es posible que, en la escuela de su hijo, también haya un consejero que pueda guiarlo en la dirección correcta.

La línea directa 211 es un recurso útil al que los niños y adolescentes y los padres pueden llamar en cualquier momento, de día o de noche, para hablar con alguien y que les recomienden recursos locales de salud mental.

Si el comportamiento de su hijo no es seguro, o si su hijo habla de querer lastimarse o lastimar a alguien más, busque ayuda de inmediato.

Si quiere conocer más formas aprobadas por pediatras para detectar problemas relacionados con la salud mental y tratarlos, visite healthychildren.org o comuníquese con Injury Free Coalition for Kids of Miami, un programa respaldado por The Children’s Trust, al 305-243-9080.


Escrito por Elias Joshua Salama con Julie Belkowitz, M.D., M.P.H., y Oneith Cadiz, M.D.


Tags: comportamiento ansioso, Dra. Julie Belkowitz, Dra. Oneith Cadiz, salud mental de los adolescentes

Continue Reading