Mitos y verdades sobre el sueño

Reading Time: 2 minutes

Los mitos comunes del sueño que podrían no dejarlo dormir 

Para poder dormir, debe tomar una copa de vino y comenzar a contar ovejas, ¿cierto? FALSO. El secreto para aprovechar los beneficios de una buena noche de sueño puede recaer en descubrir la verdad que yace detrás del mito.

A continuación, se incluyen cinco mitos comunes del sueño (y verdades que le devolverán el sueño) que podrían sorprenderlo.

  1. Mito: Las bebidas alcohólicas ayudan a dormir mejor. 

Verdad: Las bebidas alcohólicas son un depresor del sistema nervioso central y, por lo tanto, reducen el sueño REM, que es el sueño profundo en el que el cuerpo y la mente necesitan sentir el descanso.

  1. Mito: Mi peso no depende de la calidad del sueño.

Verdad: Si no duerme lo suficiente, una persona tiende a tener más apetito que cuando descansa bien. Técnicamente, esto sucede porque aumenta el nivel de grelina u “hormona del apetito” y disminuye el nivel de leptina u “hormona de la energía”. Asimismo, el sueño interrumpido puede reducir el metabolismo y aumentar los niveles de cortisol, el cual puede disminuir la capacidad de quemar calorías.

  1. Mito: Puedo mantenerme sano y evitar enfermarme, sin importar la calidad del sueño.

Verdad: Si le interrumpen el sueño, es posible que tenga problemas para combatir infecciones comunes, lo cual puede producir hipertensión y problemas cardiovasculares. La investigación también indica que los malos hábitos de sueño reducen la capacidad del organismo para utilizar insulina, lo que puede dar como resultado diabetes.

“El buen dormir está estrechamente vinculado con muchos procesos biológicos del organismo, por lo tanto, el mal sueño o la falta de él está reconocido como un riesgo de padecer trastornos del humor, enfermedades cardiovasculares y disminución en la productividad laboral”, afirma el Dr. Alberto Ramos, experto en sueño del University of Miami Health System. “Muchos de estos problemas de salud pueden mejorar con un mejor hábito de sueño”.

  1. Mito: Es normal roncar.

Verdad:?Muchos factores pueden contribuir a los ronquidos, incluso la posición al dormir, las alergias o un resfrío. El ronquido fuerte y a largo plazo puede ser síntoma de una enfermedad más grave, como la apnea del sueño o la hipertensión. Consulte con su médico cuál es la mejor manera de respirar mejor y, por ende, descansar mejor.

  1. Mito: Contar ovejas puede ayudarme a dormir.

Verdad: Dejar que el cerebro se relaje. Es probable que poner activo al cerebro al contar ovejas, ver televisión o hacer algo que estimule la mente no ayude a dormir. En lugar de ello, intente visualizarse en un lugar tranquilo y pacífico.

Para ver una guía detallada y hacer que su rutina de ir a dormir sea satisfactoria, lea nuestro blog Sleep: how to get more of it (Cómo dormir más).