¿Qué tiene que ver el olor o el gusto con el COVID-19?

Reading Time: 3 minutes

Si parece haber perdido el sentido del olfato o el gusto, podría tener una infección por el virus COVID-19, según Carlos A. Torre, M.D., experto en otorrinolaringología, cirugía del sueño y medicina del sueño de University of Miami Health System.

"Un número creciente de informes anecdóticos de todo el mundo indican que perder el sentido del olfato (anosmia) o el gusto (ageusia) pueden ser síntomas del COVID-19", dice el Dr. Torre. "Sin embargo, hay muchas otras causas posibles para estos problemas sensoriales, incluido el resfriado común, la gripe y la sinusitis crónica".

Sin embargo, si le resulta difícil detectar olores o sabores normales, debe prestar atención a su salud general, incluida la fiebre o cualquier dificultad para respirar, ya que pueden ser síntomas más graves del COVID-19, dice el Dr. Torre. "También debe limitar su contacto con otras personas, al menos hasta que se haga la prueba, para evitar la propagación potencial del virus".

El 22 de marzo, la Academia Estadounidense de Otorrinolaringología - Cirugía de Cabeza y Cuello (AAO-HNS, por sus siglas en inglés) observó que se había observado anosmia en pacientes que dieron positivo para el coronavirus sin otros síntomas. "Propusimos que estos síntomas se agreguen a la lista de herramientas para detectar una posible infección por el COVID-19", dijo el AAO-HNS en un comunicado. "La anosmia, la hiposmia (reducción del sentido del olfato) y la ageustia en ausencia de otras enfermedades respiratorias deberían alertar a los médicos sobre la posibilidad de infección por el COVID-19".

Prueba de olfateo simple no es suficiente

Los ejercicios de "olfateo" en el hogar no siempre son buenos indicadores de anosmia, dice el Dr. Torre. "Es posible que pueda sentir un olor fuerte como un desinfectante, pero no un aroma más sutil", dice. "La anosmia también puede alterar su sentido del gusto. Es posible que aún pueda distinguir sabores amargos, dulces o salados, pero no mezclas como vainilla, chocolate o el café".

El Dr. Torre dijo que aproximadamente la mitad de los casos de anosmia son el resultado de una infección de las vías respiratorias superiores. La bacteria o el virus dañan el tejido olfativo y los nervios en las fosas nasales, lo que lleva a una pérdida temporal o permanente del olfato. "En las infecciones virales, el grado de recuperación depende del daño a esos tejidos", dice. "Pueden pasar días, semanas o incluso meses antes de recuperar la capacidad de oler o degustar".

La anosmia también puede ser el resultado de bloqueos en las vías respiratorias, como pólipos, tumores o reacción inflamatoria debido a alergias o exposición a toxinas. Muchas de estas afecciones se han tratado con corticoesteroides para reducir la inflamación, pero hay informes de que estos medicamentos pueden conducir a peores resultados en pacientes con el COVID-19. "Por ahora, es mejor evitar el uso de esteroides para tratar a pacientes con estos trastornos", dice el Dr. Torre.

Las evaluaciones y el tratamiento de la anosmia y la ageusia están disponibles a través de la clínica de Oreja, Nariz y Garganta (ENT, por sus siglas en inglés) en University of Miami Health System, cuyo Departamento de Otorrinolaringología ocupó el puesto número 9 en la nación por la publicación U.S. News & World Report.


Por Richard Westlund, escritor contribuyente.


LEER MÁS

 

La mascarilla facial salva vidas

Los investigadores descubrieron que las tasas de mortalidad aumentaron un 43 % en los países en los que las personas no usan mascarillas, y solo un 2.8 % en los que sí prevalece su uso. Leer más.