El riesgo silencioso de un paro cardíaco repentino

Reading Time: 3 minutes

Cuando se trata de la percepción de afecciones cardíacas peligrosas que preocupan a las personas, los ataques cardíacos y los accidentes cerebrovasculares suelen estar primeros en la lista. Sin embargo, existe un evento diferente relacionado con el corazón que es la causa del 50 % de todas las muertes por enfermedades cardíacas y es el responsable de más de 300,000 muertes solo en los Estados Unidos cada año. Esa afección se conoce como paro cardíaco repentino (sudden cardiac arrest, SCA).

“El SCA es algo que definitivamente la población debe conocer, dice Robert J. Myerburg, M.D., cardiólogo de University of Miami Health System. “No solo constituye un riesgo real que muchas personas desconocen y que a menudo suele estar oculto, sino que también hay algunas medidas que las personas pueden tomar para reducir esos riesgos”.

SCA vs. ataque cardíaco

El Dr. Myerburg dice que el SCA es común pero relativamente desconocido para la mayoría de las personas porque los medios a menudo lo identifican erróneamente como un ataque al corazón.

Sin embargo, son dos eventos diferentes. "Ataque cardíaco" se define como un infarto de miocardio, que ocurre cuando una obstrucción bloquea el flujo de sangre al corazón, lo que provoca la muerte del músculo cardíaco al que llega ese vaso sanguíneo y la formación de una cicatriz.

Por otro lado, el paro cardíaco repentino o SCA es un problema eléctrico que hace que el corazón pierda la contracción efectiva y deje de bombear sangre por esa razón. Hay muchos tipos de irregularidades en los latidos del corazón, o arritmias, algunos de las cuales son benignos.

Pero en el caso del SCA, el corazón deja de latir por completo, lo que lleva a una urgencia médica que termina en muerte súbita cardíaca.

¿Qué personas corren riesgo de padecer un SCA?

Una de las claves para combatir esta afección es reconocer quién tiene mayor riesgo de sufrirla. Esto incluye a las personas que:

  • han tenido un ataque cardíaco antes, en especial si fue importante, o antecedentes de enfermedad cardíaca;
  • tienen antecedentes de alteraciones peligrosas del ritmo cardíaco, como taquicardia ventricular;
  • tienen una fracción de eyección por debajo del 35 -40 %. (la fracción de eyección es un valor que mide la eficiencia con la que el corazón bombea sangre y que su médico puede determinar);
  • tienen antecedentes personales o familiares de otras afecciones cardíacas asociadas con arritmias potencialmente mortales, incluidas varias anomalías cardíacas genéticas.

¿Cómo puedo prevenir un paro cardíaco repentino?

Supongamos que usted o un ser querido tienen alguno de los factores de riesgo mencionados anteriormente o una combinación de ellos. En ese caso, pregúntele a su médico acerca de un cardiodesfibrilador implantable (implantable cardioverter-defibrillator, ICD). Este dispositivo es similar a un marcapasos y se implanta en el cuerpo, cerca del corazón.

Un marcapasos sirve de respaldo ante la predisposición a tener una frecuencia cardíaca lenta, mientras que un ICD controla el ritmo cardíaco y puede administrar una descarga para que el corazón vuelva a latir a un ritmo efectivo. El Dr. Myerburg dice que es el tratamiento más eficaz actualmente disponible para prevenir la muerte por SCA.

“En el caso de las personas que tienen un ICD, la probabilidad de que alguna vez realmente necesiten usarlo es de alrededor del 20 al 30 %, pero es efectivo para prevenir la muerte súbita en el 90 al 95 % de quienes experimentan arritmias potencialmente mortales”, dice.

“Se usa relativamente poco, pero el beneficio es mucho”.

Cuando ocurre un SCA, se trata de una emergencia médica.

La acción inmediata es la clave para salvar la vida de la persona. Generalmente se presenta como un desmayo repentino, pérdida del conocimiento, ausencia de pulso y ausencia de la respiración. En algunos casos, es posible que el paciente tenga signos de advertencia previos, como palpitaciones, dificultad para respirar, molestias en el pecho o debilidad.

Cuando se produce una pérdida repentina del conocimiento y ausencia de la respiración, el Dr. Myerburg dice que hay que llamar al 911 de inmediato.

Las personas presentes pueden mejorar las consecuencias de un SCA para quien lo padece si le realizan reanimación cardiopulmonar. Si se dispone de un desfibrilador portátil, esta máquina también puede ayudar a salvar la vida de la persona.


Wyatt Myers es escritor colaborador de UMiami Health News.