Lo que necesita hacer antes y después de vacunarse

Reading Time: 5 minutes

Ahora que la Administración de Alimentos y Medicamentos (Food and Drug Administration, FDA) aprobó la vacuna de Pfizer-BioNTech para niños de 5 a 11 años, ¿cuál es la mejor manera de preparar a mi hijo?

Prepare a su hijo como lo haría con cualquier vacuna. Tenga una charla apropiada para su edad y explíquele que la vacuna puede dolerle por un momento, pero que ayudará a su cuerpo a combatir la enfermedad y a mantenerlo más seguro. De esta forma, podrá disfrutar mejor de estar con sus amigos, de ir a la escuela y de pasar tiempo con su abuela. Si su hijo tiene la edad suficiente para comprender, puede explicarle que tal vez se sienta mal durante un breve período de tiempo, pero es completamente normal y es la forma en que su cuerpo se vuelve más fuerte para combatir el virus. Siga el mismo consejo que se da a los adultos y trate los síntomas de los efectos secundarios con reposo, líquidos, etc.

¿Importa qué vacuna me coloquen?

Cuando la disponibilidad de la vacuna era limitada, los expertos en salud instaban a todos a recibir la primera vacuna que estuviera disponible. Ahora que son fáciles de conseguir, usted puede elegir cuál de las tres vacunas recibir. Hasta ahora, los datos indican que la vacuna de Moderna o la de Pfizer-BioNTech son las más efectivas contra el virus. Sin embargo, la eficacia de la vacuna de Johnson & Johnson (J&J) solo es levemente menor, y algunas personas la consideran más conveniente porque se requiere solo una dosis. Pfizer es, hoy en día, la única vacuna aprobada para niños.

Si está recibiendo su refuerzo, ¿es mejor mezclar y combinar marcas, es decir, recibir un refuerzo de Moderna si sus dosis iniciales fueron de Pfizer o viceversa?

Si primero recibió una vacuna de Moderna o de Pfizer, no importa qué refuerzo le den. Sin embargo, un pequeño estudio realizado por los Institutos Nacionales de Salud indicó una mejor respuesta inmunitaria en personas que recibieron su primera vacuna y el refuerzo de la misma marca. El estudio también sugirió que las personas que recibieron la vacuna de J&J obtuvieron una mejor respuesta inmunitaria con un refuerzo de Moderna o de Pfizer.

¿Cuáles son los efectos secundarios más frecuentes de la vacuna?

La mayoría de las personas se sienten un poco cansadas y doloridas, y algunas presentan dolor y enrojecimiento o una erupción cutánea en el lugar de la inyección durante unas 24 a 48 horas. Muy rara vez, esto puede durar hasta una semana. Dependiendo de su sensibilidad, también puede tener fiebre, escalofríos, dolor de cabeza o náuseas. Estos efectos secundarios son parte de la respuesta inmunitaria de su cuerpo y, en general, aparecen en el transcurso de uno o dos días después de la vacunación. Comuníquese con su médico si tiene dificultad para respirar, fiebre alta, dolores corporales y cansancio.

¿Se pueden minimizar los efectos secundarios y hacer que la vacuna sea más efectiva si se bebe un vaso de agua antes de vacunarse?

No hay evidencia que respalde esta afirmación. Sin embargo, mantenerse hidratado siempre es bueno porque ayuda a que el cuerpo funcione mejor. Beba la cantidad de agua que suele beber habitualmente (lo ideal es ocho vasos de agua al día). Debe evitar vacunarse si está deshidratado, ya que es más probable que se maree o se sienta mal. Es bueno beber más líquidos después de vacunarse, en especial si se siente mal o tiene fiebre. Los líquidos ayudan al cuerpo a regular la temperatura. Solo procure consumir agua en lugar de refrescos o bebidas con cafeína o alcohol, que son deshidratantes.

Otra forma de sentirse mejor pronto es descansar después de recibir la vacuna, tal como lo haría si estuviera resfriado o engripado. Sentirse mal durante un período breve indica que su sistema inmunitario está actuando, y es un pequeño precio que hay que pagar para estar protegido contra la COVID-19.

¿Importa en qué brazo reciba la inyección?

Algunas personas piensan que vacunarse en su brazo dominante, el que usan con más frecuencia, aumenta la eficacia de la vacuna. No hay evidencia que respalde esta teoría, pero tal vez deba recibir la vacuna en el brazo no dominante, por si siente dolor. Además, si duerme de lado, elija colocarse la vacuna en el brazo del lado sobre el que normalmente no duerme.

¿Puede tomar un analgésico, como acetaminofeno o ibuprofeno, o un antihistamínico antes de recibir la vacuna?

Las pautas de las vacunas recomiendan no hacerlo porque todavía se desconoce de qué manera estos medicamentos afectan la eficacia de la vacuna. Según estudios realizados, el ibuprofeno y otros medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINE) pueden ralentizar la producción de anticuerpos. Si desea tomar ibuprofeno o acetaminofeno después de la vacuna, espere una hora. Si le duele el brazo, aplíquese un paño húmedo y frío o hielo y mueva el brazo para aumentar el flujo de sangre hacia esa área. Eso puede aliviar el dolor por un tiempo.

¿Aplicarse analgésicos tópicos en el lugar de la inyección es de ayuda?

La aplicación de una crema con lidocaína de venta libre en el área de la inyección entre 30 y 60 minutos antes de recibir la vacuna puede ayudar a aliviar un poco el dolor durante la aplicación de la vacuna e inmediatamente después.

¿Hay algún medicamento recetado que se deba evitar el día de la vacunación?

Se realizaron ensayos clínicos de la vacuna en personas con enfermedades comunes, como asma, presión arterial alta y diabetes. En esos casos, puede tomar su medicamento recetado. Las personas con otras afecciones crónicas, como cáncer, artritis reumatoide o inmunosupresión, también deben seguir tomando sus medicamentos. Las inyecciones con corticoides, a menos que se apliquen para tratar una afección crónica, deben evitarse demasiado cerca de la colocación de la vacuna contra la COVID-19.

Por otro lado, si tiene que realizarse una mamografía, debe esperar entre cuatro y seis semanas después de recibir la inyección. El motivo es que la vacuna puede inflamar los ganglios linfáticos. Es la forma en que su organismo crea una respuesta inmunitaria saludable a la vacuna, pero podría confundir al radiólogo que revise su mamografía.

¿Conclusión? Si tiene alguna pregunta o inquietud, primero debe hablar con su médico.

¿Puedo recibir la vacuna antigripal al mismo tiempo que la vacuna de refuerzo para la COVID-19?

Sí. Los posibles efectos secundarios de la vacuna de refuerzo para la COVID-19 y la vacuna antigripal son los mismos, ya sea que las reciba por separado o juntas. Las personas sensibles a las vacunas tal vez deban programar las inyecciones con una o dos semanas de diferencia. También deben permanecer en la farmacia o en el consultorio del médico donde se vacunen más de los 15 minutos recomendados, en caso de que presenten alguna reacción.

Hablando de la sensibilidad a la vacuna, ¿existen grupos de personas con ciertas afecciones que no deberían recibir la vacuna contra la COVID-19?

Las personas con afecciones neurológicas, como el síndrome de Guillain-Barré, deben hablar con su proveedor de atención médica acerca de si deben evitar la vacuna. Si después de recibir la primera vacuna tuvo una reacción alérgica lo suficientemente fuerte como para requerir tratamiento con EpiPen o atención médica, no se coloque una segunda dosis ni un refuerzo. Si es alérgico a alguno de los ingredientes de la vacuna, no se vacune. En el sitio web de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (Centers for Disease Control and Prevention, CDC), se encuentra una lista de los ingredientes de las vacunas.   Si tiene alguna duda o inquietud con respecto a la sensibilidad, debe hablar con su proveedor de atención médica.


Escrito por Dana Kantrowitz, colaboradora habitual de UMiami Health News. Contenido médico revisado por Roy E. Weiss, M.D., director médico para la COVID-19 de University of Miami Health System.


MÁS INFORMACIÓN

 

 

Datos sobre los refuerzos de la vacuna contra la COVID-19: Lo que necesita saber

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (Centers for Disease Control and Prevention, CDC) aprobaron los refuerzos para todos los adultos mayores de 18 años. Esto es lo que necesita saber acerca de la colocación de su próxima vacuna.