Mechones problemáticos: la verdad sobre la caída del cabello

Reading Time: 5 minutes

Ya sea que la caída del cabello se produzca de manera paulatina o repentina, es molesto en el mejor de los casos, y preocupante en el peor.

¿Qué puede hacer cuando su gloriosa cabellera deja de brillar?

Sepa por qué está perdiendo el cabello.

“Existen tres tipos de caída del cabello. El aumento de caída produce pérdida de volumen. Ve cabellos en la almohada, en la ducha y en el cepillo. Con la alopecia, se puede ver el cuero cabelludo a través del cabello ralo o áreas sin cabello. La pérdida de volumen también puede darse junto con la alopecia”, explica Antonella Tosti, M.D., dermatóloga de University of Miami Health System.

Todo comienza con los folículos pilosos debajo de la piel, que regulan el crecimiento del tallo del cabello, la parte que vemos.

¿Por qué se me cae el cabello?

La caída del cabello sucede por diversos motivos: edad, estrés, ciertos medicamentos o tratamientos capilares agresivos. Algunas personas comienzan a perder el pelo después de tener COVID-19.

Según la Dra. Tosti, la alopecia androgénica depende de los andrógenos. Las responsables de este tipo de pérdida de cabello son las hormonas.

“Las personas tienen una predisposición genética a la calvicie de patrón masculino o femenino, un tipo de alopecia que se vuelve más común con el envejecimiento”.

Algunas mujeres presentan caída del cabello temporal debido a cambios hormonales después del parto, lo que se conoce como alopecia posparto. También existe la alopecia areata (AA), una enfermedad autoinmunitaria que causa una fuerte caída del cabello por sectores.

Dependiendo de su situación, es posible que pueda ralentizar o revertir la caída del cabello. El primer paso es ser diagnosticado por un dermatólogo.

No hay una solución rápida

El minoxidilo tópico ha sido de ayuda durante más de 20 años. Este tratamiento aprobado por la Administración de Alimentos y Medicamentos (Food and Drug Administration, FDA) no hace crecer el cabello, pero evita que el debilitamiento capilar empeore. Según la Dra. Tosti, los hombres deben usar una solución de minoxidilo al cinco por ciento dos veces al día; las mujeres pueden usar una solución al dos por ciento dos veces al día o una espuma al cinco por ciento una vez al día. Ella recomienda usar minoxidilo antes de probar otros remedios.

“Es difícil predecir qué funcionará en cada paciente. Por lo general, lo mejor es un enfoque de tratamiento combinado”, dice ella.

El espectro de tratamientos para la caída del cabello va desde lo sensato hasta lo tonto. Pregúntele a un dermatólogo qué tiene sentido para usted y tómese una foto del “antes” de su cuero cabelludo para seguir su progreso.

Tratamientos confiables para la caída del cabello

La finasterida se toma por vía oral para tratar la caída del cabello en hombres con alopecia androgénica o con pérdida de cabello de patrón masculino. Está aprobada por la FDA.

El minoxidilo oral fue desarrollado originalmente para la hipertensión arterial. Aunque aún no está aprobado por la FDA, algunos médicos indican minoxidilo oral para la caída del cabello. Debe usarse bajo supervisión médica para controlar los posibles efectos secundarios.

El tratamiento con plasma rico en plaquetas (platelet-rich plasma, PRP) no es económico ni rápido porque requiere la extracción, el procesamiento y la reinyección de sangre. El PRP promueve el crecimiento del cabello porque las plaquetas liberan factores de crecimiento que estimulan al folículo para que haga crecer el cabello y aumente el grosor del tallo del pelo. El PRP es más efectivo si se combina con otros tratamientos.

La aplicación de microagujas estimula el crecimiento celular en el folículo y consiste en hacer rodar un dispositivo cubierto con pequeñas agujas sobre el cuero cabelludo. Se utiliza para administrar medicamentos y plasma rico en plaquetas a los folículos. Un estudio concluyó que las microagujas usadas con minoxidilo eran más efectivas que el minoxidilo solo en hombres con alopecia. El proceso debe repetirse periódicamente.

El tratamiento con láser de bajo nivel (low-level laser therapy, LLLT) utiliza láseres para estimular la actividad celular y el crecimiento del cabello en hombres y mujeres. Un estudio realizado en 2013 consideró que este tratamiento, comúnmente llamado “gorra de láser” o “peine láser”, es seguro y eficaz. Hable con su dermatólogo para que le recomiende dispositivos que sean seguros y eficaces.

Los inhibidores de las janocinasas revierten la caída del cabello en personas con alopecia areata de moderada a grave. Desarrollados por primera vez para tratar la artritis reumatoide, se espera que estos medicamentos pronto sean aprobados por la FDA.

¿Quiere pasar directamente a los injertos de cabello?

“El trasplante de cabello es útil, pero no lo suficientemente beneficioso por sí solo”, dice la Dra. Tosti.

Hay una razón por la cual algunos remedios muy publicitados y comercializados no están en la lista de tratamientos de la Dra. Tosti.

“Las personas buscan milagros en Internet, que no suceden ni con los mejores tratamientos. Si algo parece ser demasiado bueno, hay que dudar”.

¿Qué pasa con los tratamientos caseros para la caída del cabello?

Masajes del cuero cabelludo

Son agradables y reducen el estrés, pero no hay evidencia que demuestre que aumentan el flujo sanguíneo y fortalecen el crecimiento del cabello.

“No hay datos que demuestren que funcionan. El flujo de sangre no es el problema que origina la caída del cabello”, dice la Dra. Tosti.

Vitaminas o suplementos

Es posible que haya escuchado que la biotina, el colágeno y otros ingredientes naturales promueven el crecimiento del cabello. Si bien no hay mucha investigación que respalde esta teoría, la Dra. Tosti dice que se pueden tomar suplementos junto con otros tratamientos demostrados.

Hay ciertos suplementos que pueden sesgar los resultados de los análisis de sangre, por lo tanto, deje de tomar suplementos tres días antes de realizarse alguna prueba de laboratorio.

Champús y acondicionadores

Dado que la caída del cabello generalmente comienza debajo de la piel, los champús y acondicionadores para espesar o “dar volumen” no valen la pena.

“Los champús no pueden afectar el crecimiento del cabello. Recomiendo champús dependiendo del tipo de cabello y la afección. No hay una ‘recomendación estándar’”, dice la Dra. Tosti. Lo mismo ocurre con los aceites ayurvédicos, aunque sí ayudan a dar brillo.

Trucos útiles para el cabello

Según el motivo o la etapa en la que se encuentra la caída del cabello, pueden resultar útiles algunos cambios sencillos de hábitos.

Baje la temperatura

Evite los secadores de pelo o los rizadores que generen mucho calor. Si debe secarse el cabello con secador, use la configuración de aire frío.

Un toque suave

Al cabello frágil no le gusta el manejo brusco. Lave y cepille su cabello con menos frecuencia, use un desenredante o un peine de dientes anchos si es necesario, y séquelo suavemente con una toalla. Algunos también creen que una funda de almohada de seda protege mejor el cabello que una funda de almohada de algodón.

No intente esto en casa (ni en la peluquería)

Las colas de caballo ajustadas dañan el folículo piloso y los pasadores apretados pueden romper el pelo. La Dra. Tosti también advierte sobre las trenzas apretadas.

“Las personas que las usan pueden presentar alopecia por tracción. Cualquier peinado que cause dolor debe evitarse”. Los tratamientos de queratina o de alisado tal vez sean populares, pero hay que evitarlos para prevenir daños graves, al igual que los tratamientos con aceite caliente y las permanentes. Teñirse el cabello está bien, siempre y cuando la tintura se elimine correctamente. “Indudablemente, hay que lavarse y enjuagarse el cabello dos veces; el cuero cabelludo debe estar bien limpio”.

Control de los medicamentos

Ciertos medicamentos causan caída del cabello, incluidos algunos para la artritis, el cáncer, la depresión, los problemas cardíacos y la gota. Para evitar agravar la caída del cabello, pregúntele a su médico si un medicamento diferente con menos efectos secundarios actuaría del mismo modo.

Mantener la calma

Si está recibiendo quimioterapia, pregúntele a su médico acerca del tratamiento para enfriar el cuero cabelludo, lo cual reduce el riesgo de caída del cabello.

Para programar una consulta con la Dra. Tosti, llame a la línea de citas de UHealth al 305-498-0598.


Nancy Moreland suele colaborar con UMiami Health News. Escribió artículos para numerosos y reconocidos sistemas de atención médica y para los CDC. Sus artículos también aparecen en Chicago Tribune y US News & World Report.