Cuando un bebé duerme seguro, los padres pueden dormir tranquilos

Reading Time: 3 minutes

Redactado por Carnie Lazarre, M.D./candidata a M.P.H.

con Julie Belkowitz, M.D., M.P.H., Lyse Deus y Oneith Cadiz, M.D.

 

“Dormí como un bebé anoche”.

Quienes hayan tenido un bebé encontrarían la ironía en esta frase.

No es fácil tener a un bebé. Se suelen despertar llorando, necesitan alimentarse y, sin dudas, no siguen la idea de “dormir como un bebé”. Los padres primerizos sienten estrés y agotamiento al intentar seguir el ritmo del bebé.

Como los desafíos pueden traducirse en prácticas no seguras, puede que el bebé sufra muertes súbitas e inesperadas (SUIDS).

Las SUID son muertes inesperadas en bebés menores de un año. Según la Academia Estadounidense de Pediatría, cada año se producen 3,400 SUID en Estados Unidos. Aunque se desconocen las causas, se puede hacer mucho para evitar la tragedia.

A continuación, le explicamos cómo puede asegurarse de que su bebé duerme de forma segura:

  • Hasta que cumpla un año, coloque al bebé a dormir boca arriba para que respire mejor. De este modo, es menos probable que tome el aire que acaba de exhalar, que es alto en dióxido de carbono y bajo en oxígeno.

Cree una zona de descanso segura para su bebé en la cuna.

  • Asegúrese de que los listones de la barandilla no estén separados más de 6 cm (unas 2 in), para que sus brazos y piernas, u otras partes del cuerpo, no queden atrapados entre ellos. Revise que el colchón sea del mismo tamaño que la cuna. De esta manera, se garantiza que no haya huecos que puedan atrapar los brazos o las piernas. El colchón de la cuna debe ser bajo, para que el niño no pueda caerse cuando se apoye en el lateral o tire de él.
  • Coloque a su bebé sobre una superficie firme, sin peluches, protectores de cuna ni almohadas. Si bien es tentador decorar la cuna del bebé, los peluches y las almohadas aumentan el riesgo de asfixia. La Academia Estadounidense de Pediatría afirma que los protectores de cuna tuvieron que ver con un mínimo de 83 muertes infantiles en los últimos 30 años. Los bebés pueden asfixiarse, pero, a medida que crecen, también pueden ponerse de pie sobre el protector de la cuna y salir de ella, lo que aumenta el riesgo de caída.
  • Además, evite colocar otros productos en la cuna, como los durmientes inclinados y los posicionadores que se promocionan como nidos de bebé, muelles, vainas, pañales y balancines. Estos productos no están regulados y no cumplen ninguna norma de seguridad. Suelen ser blandos y pueden dificultar la respiración de los bebés si ruedan boca abajo.
  • Haga que su bebé duerma en su habitación en su moisés o cuna durante el primer año. De este modo, lo tendrá cerca y podrá atenderlo con la rapidez que necesita.
  • No duerma con el bebé en su cama. Aunque dormir con el bebé puede considerarse un momento de unión o parecer más fácil por la noche, cuando necesita alimentarse a menudo, puede ser peligroso, ya que el riesgo de asfixia aumenta en gran medida.
  • No deje que su hijo se duerma sobre almohadas de lactancia. El bebé podría rodar boca abajo y colocar su cabeza en el suave tejido, lo que podría bloquear sus vías respiratorias.
  • Evite fumar en la casa. Se ha demostrado que el consumo de tabaco pasivo aumenta el riesgo de muerte súbita infantil.
  • Dé a su hijo un chupete a la hora de la siesta y de acostarse. Si está amamantando a su hijo, deje que el bebé aprenda primero las técnicas adecuadas de amamantamiento y, luego, introduzca el chupete.

Toda esta información se puede resumir en el ABC (por sus siglas en inglés) del sueño seguro:

Solo (Alone), de espaldas (on their Back) y en una cuna vacía (in an empty Crib).

Ser padre es un gran regalo que conlleva una enorme responsabilidad.

Si pone en práctica estas recomendaciones, podrá dormir más tranquilo porque sabrá que su hijo duerme de forma segura. Para obtener más información sobre el sueño seguro de los bebés, visite www.healthychildren.org o póngase en contacto con la Injury Free Coalition for Kids, un programa de Children's Trust, al 305-243-9080 o en línea en www.injuryfree.org.


LEER MÁS

El cinturón de seguridad puede salvarle la vida.

Los accidentes de tráfico son una de las principales causas de muerte entre los niños. Usar asientos de seguridad para el automóvil y cinturones de seguridad de manera apropiada acorde al grupo de edad específico puede salvar una vida. Leer más.