Las cirugías bariátricas ayudan a los pacientes a recobrar la salud

Reading Time: 2 minutes

La obesidad afecta más que el aspecto físico de una persona. También deteriora la calidad de vida y la salud.

 

Tras muchos años de vivir con sobrepeso, falta de sueño, cansancio y prediabetes, Victor Pina de 43 años, se sometió a una cirugía bariátrica para adelgazar. Victor pesaba 375 libras.

Hace 7 meses, por recomendación de Rafy, su hermano, Victor se trasladó de Puerto Rico a Miami, para someterse a una cirugía de manga gástrica en el UHealth Tower con el Dr. Nestor De la Cruz-Muñoz. Rafy había sido operado previamente por el Dr. De la Cruz.

El Dr. De la Cruz-Muñoz, jefe de la división de cirugía bariátrica y laparoendoscopia de University of Miami Health System (UHealth), afirma que la cirugía bariátrica evitó que Victor desarrollara diabetes y otros problemas médicos.”

“Es la decisión más importante de mi vida”, recalca Victor, cuyo padre murió muy joven por complicaciones relacionadas con la obesidad. “Yo tengo muy poca edad para morir, como mi padre, de sobrepeso, un infarto o un derrame”, añade.

Las cirugías para adelgazar tienen un propósito: curar y prevenir enfermedades para mejorar la salud del paciente. El Dr. De la Cruz-Muñoz dice que hay más de 65 enfermedades asociadas con la obesidad, y muchas de ellas se pueden curar con la pérdida de peso que se obtiene después de la cirugía. “Las más comunes son la diabetes tipo 2, presión alta y apnea del sueño”, agrega.

El Dr. De la Cruz-Muñoz es un cirujano de renombre internacional, quien ha realizado más de 6 mil cirugías bariátricas para ayudar a combatir el problema de la obesidad y las enfermedades que se derivan de ella. Actualmente, casi el 40% de la población de EE. UU. es obesa.

“Yo he hecho muchas diferentes cirugías en mi vida, pero estas cirugías son las que más me encantan porque le brindamos una segunda oportunidad de vida a los pacientes, y eso me genera mucha alegría'', añade.

Por su parte, Victor afirma que el ganó años de vida gracias al Dr. De la Cruz. “Me siento como si yo fuera otra persona; no me canso, duermo bien, y mi presión arterial y niveles de triglicéridos se han normalizado”, afirma Victor, con gran emoción. “Ahora ya me puedo amarrar los zapatos”.

Hasta la fecha, Victor ha bajado 100 libras, 5 tallas de camisa y 10 tallas de pantalón.

La recuperación de Victor fue muy rápida, ya que la cirugía se realizó con el método mínimamente por vía laparoscópica. “Con este método los pacientes sufren menos dolor, menos complicaciones y una recuperación muy rápida'', dice el Dr. De la Cruz.

Para Victor el proceso de la operación ha sido una experiencia muy bonita y retadora, al mismo tiempo. “La parte mental ha sido lo más difícil porque te operan el estómago, pero no el cerebro”, afirma.

Victor continua una rutina de alimentación sana y ejercicios cardiovasculares con el objetivo de bajar 30 libras adicionales. Luego se someterá a una cirugía reconstructiva por medio de la cual se le retirará la piel sobrante para alcanzar su peso ideal de 225 libras.