¿Los superalimentos valen lo que cuestan?

Reading Time: 3 minutes

A pesar del bombardeo publicitario y la exageración en torno a los superalimentos, Andrea Meskie, M.S., RD, LD/N, dietista clínica de University of Miami Health System, no está impresionada.

“Es puramente una estrategia de publicidad. Si realmente se compara el análisis nutricional de los superalimentos con otros alimentos saludables, se podrían obtener todos los nutrientes necesarios al comer una variedad de frutas, verduras, cereales integrales y otros alimentos enteros”.

Alternativas asequibles y apetitosas

Así es; no tiene que derrochar en un costoso paquete de bayas de goji, cacao, microverduras u otros productos preciosos para mejorar su salud. “Puede obtener todos los beneficios de las bayas de goji si come arándanos”, dice Meskie. Un batido de arándanos, espinaca y otras frutas para el desayuno es una excelente manera de superar el déficit nutricional que afecta a la mayoría de los estadounidenses.

“Mi objetivo personal es comer las cinco frutas y verduras recomendadas por día. Se ha descubierto que esa cantidad reduce la mortalidad general en un 13 %”. Un estudio de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (Centers for Disease Control and Prevention, CDC) mostró que solo uno de cada 10 adultos consume la cantidad diaria recomendada de frutas y verduras. Para agregar más proteínas a su batido, sopa o ensalada, intente agregar semillas de cáñamo. Tres cucharadas de semillas de cáñamo contienen 10 gramos de proteína de origen vegetal, señala.

Otra opción de desayuno fácil y de bajo costo es el yogur griego con una pizca de semillas de chía y un puñado de nueces y arándanos. Califica como un superalimento, ya que está repleto de probióticos, proteína, fibra y otros nutrientes.

Para reproducir la “sensación en la boca” y el sabor picante de las microverduras sin arruinar su presupuesto, pruebe los rábanos cortados en rodajas finas en un sándwich. Agregue lechuga, tomate y otras verduras para darle un impulso saludable.

Coma un arcoíris de colores

Meskie anima a los pacientes a “comer una variedad de compuestos de color”. Cuanto más colorida es la comida, más fitonutrientes contiene.

Si existe un alimento que califica como el sueño de un dietista, se trata de la batata. “Está repleta de nutrientes y fibra”. Las zanahorias también, al igual que los pimientos rojos, que contienen más vitamina C que las naranjas, dice Meskie. Mezcle esas verduras en una ensalada de col rizada o espinaca y “aumente inmediatamente su contenido de folato”.

El color también cuenta con los granos. “Nadie obtiene suficiente fibra, que es importante para la regularidad y la eliminación de residuos. Elija pan y cereales integrales en lugar de productos de harina blanca procesada elaborados con granos refinados. Por ejemplo, al arroz blanco se le ha quitado la capa exterior del grano, que contiene todas las vitaminas”.

Maneras fáciles de comer saludablemente

Incluso si un producto dice ser un superalimento, ningún alimento resuelve todos los problemas de salud. Sin embargo, mejorar su alimentación no tiene por qué ser difícil. Si normalmente desayuna huevo frito y tocino, pruebe un revuelto de verduras agregando al huevo pimiento y brócoli picado. Para la cena, coma pollo o pescado magro al horno con un poco de condimento, una guarnición de verduras o una ensalada. Como bocadillo, coma una manzana o una banana en lugar de papas fritas. Elija pan de trigo integral en lugar de pan blanco, una batata en lugar de una papa blanca. No pase por alto las humildes legumbres: los frijoles están cargados de proteína, fibra y vitaminas. Las nueces, el salmón y el aguacate contienen omega-3, un nutriente esencial para la salud del corazón y del cerebro.

El conocimiento es poder

Meskie cree que nuestro cuerpo usa lo que comemos en beneficio o en perjuicio nuestro. “El conocimiento es poder. Cuanto más sepa sobre alimentación, más conscientemente decidirá qué poner en su plato”.

Y cuanto más sepa, menos probable es que la publicidad gobierne sus comidas.


Nancy Moreland es una colaboradora habitual de UMiami Health News. Ha escrito artículos para numerosos y reconocidos sistemas de atención médica y para los CDC. Sus artículos también aparecen en Chicago Tribune y US News & World Report.


LEER MÁS

 

¿Puede el ayuno intermitente prevenir el cáncer?

Si se hace bien, el ayuno intermitente es una forma de limitar la cantidad de comida de forma constante. Algunos adultos ayunan de 16 a 18 horas todos los días, mientras que otros ayunan por completo durante un par de días a la semana. Esto significa que todas las calorías del día se consumen en un período de seis a ocho horas. Mas agui.