Puede incluir el ejercicio en su día atareado

Reading Time: 3 minutes

Todos tenemos poco tiempo estos días. Lograr esos 30-60 minutos adicionales de ejercicio cada día puede ser difícil.

Afortunadamente, no es necesario disponer de una hora entera para hacer ejercicio de una sola vez, según Kristopher J. Paultre, M.D., experto en medicina deportiva de atención primaria del Instituto de Medicina Deportiva de University of Miami. Siempre que siga realizando los 150 minutos moderados o 75 minutos intensos mínimos de actividad física por semana que recomienda la Asociación Estadounidense del Corazón (American Heart Association, AHA), puede obtener los mismos beneficios al dividirlos en partes más pequeñas de actividad a lo largo del día o la semana.

“Está totalmente bien dividir la actividad física a lo largo del día debido a las limitaciones de tiempo. Si corre dos veces al día durante 15 minutos, eso cuenta como 30”, dice el Dr. Paultre. “Consideramos el tiempo acumulado para estos números en relación con el ejercicio”.

Con eso en mente, puede aumentar su nivel de ejercicio a lo largo del día, incluso si su agenda está llena.

Haga un poco de ejercicio cada día, y pronto verá que la suma de las actividades físicas está funcionando bien.

1) Planifique el ejercicio

Incluso si son solo 10 minutos en cualquier momento todos los días, el Dr. Paultre señala que aún tiene que planificar su actividad física si desea que sea una prioridad. “El ejercicio debe ser importante, y debe estar a la altura de trabajar, cocinar y limpiar. Tiene que ser una prioridad”, dice. “Cada semestre, establezco objetivos de actividad física que debo alcanzar, y soy diligente a la hora de planificar. Siempre puede dedicar 30 minutos al día al cuidado personal”.

2) Busque una aplicación

¿Tiene poco tiempo? Al Dr. Paultre le encantan los entrenamientos cortos en aplicaciones de acondicionamiento físico, como Adidas o Sweat. También puede buscar videos cortos de ejercicios que le gusten en YouTube u otras plataformas. Hay infinidad de recursos disponibles en esta etapa. Por lo tanto, tómese un tiempo para buscar los entrenamientos que se adapten a sus preferencias. Lo más probable es que estén a solo unos clics de distancia.

3) Reúnase mientras está en movimiento

Si su día implica hablar mucho por teléfono, haga sus reuniones en movimiento cuando pueda. “Estar sentado todo el día nunca es una buena idea”, dice el Dr. “Puede tener reuniones mientras está de pie o mientras camina para hacer algo de ejercicio y trabajar al mismo tiempo”.

4) Salga afuera

Cuando hay buen clima, no hay excusa para no salir a caminar o a hacer otra actividad, incluso si son solo 10 o 15 minutos cada vez. Además, las investigaciones indican que es mucho más seguro que la exposición prolongada a otras personas en interiores durante la pandemia.

5) Reconsidere el tiempo de televisión

Si está acostumbrado a sentarse en el sofá durante su “tiempo de relajación”, la Asociación Estadounidense del Corazón sugiere que también haga algunos cambios pequeños aquí. Camine o trote en el lugar, haga yoga o use la cinta caminadora mientras mira sus programas.

6) Añada más movimiento a sus mandados

Incluso puede agregar actividad física mientras se ocupa de su lista diaria de tareas pendientes. Simplemente estacione su automóvil más lejos de la tienda para poder caminar más. O use las escaleras en lugar del ascensor.

Todos estos pequeños pasos pueden llevar a un gran estado físico con el tiempo.

7) Convierta las tareas del hogar en actividad física

Con el enfoque correcto, incluso mantener la casa y el jardín en buen estado puede ser un ejercicio. Cortar el césped sin duda puede ser un ejercicio cardiovascular, al igual que pasar la aspiradora y barrer si lo hace con regularidad. La clave es mantenerse en movimiento.

8) Juegue con sus hijos

Los niños son activos por naturaleza, así que aliente esa actividad jugando con ellos todos los días. Lo hará sentir bien tanto mental como físicamente como padre o madre involucrados.


Wyatt Myers es escritor colaborador de UMiami Health News.


LEER MÁS

¿Es una mala idea hacer ejercicio si uno está resfriado?

Si se siente capaz de hacerlo, es seguro hacer ejercicio cuando los síntomas se encuentran por encima del cuello. Estos incluyen dolor de garganta leve, secreción nasal, dolor de oído o congestión de los senos paranasales. Aun así, es mejor tomárselo con calma y reducir la intensidad o la duración de su entrenamiento, especialmente si tiene menos energía de lo habitual. Leer más.